La Voz de los Mártires pide a iglesias hablar de persecución a niños

220

persecution

El ministerio La Voz de los Mártires motiva a las iglesias de México a que el próximo 30 de abril organicen una actividad especial para niños, centrada en la persecución de la Iglesia, con motivo a celebrar el Día del Niño en el país.

La organización realizó un video que muestra fotografías de menores de edad de todo el mundo. Se pueden apreciar las hijas de la pakistaní Asia Bibi, quien permanece en prisión hace siete años y estuvo condenada a muerte por su fe cristiana. Además, los hijos del pastor Saeed Abedini, el cual estuvo encarcelado en una prisión iraní más de tres años. Él fue liberado a inicios de este año.

“El nuevo video está organizado para ayudarles a compartir en sus iglesias y en su Escuela Dominical las necesidades físicas y en oración de las familias y sus hijos sufriendo y sobreviviendo violencia y agresiones en su contra, solamente porque son cristianos, seguidores de nuestro Señor Jesucristo. Esto significa sacrificio, humillaciones, perdida de relaciones familiares, amistades y hasta su lugar en su comunidad o país”, dice un comunicado de La Voz de los Mártires.

La idea de La Voz de los Mártires es que en las actividades especiales reproduzcan el video.

“Es importante darnos cuenta que un menor de edad que ha sido víctima, puede ser un victimario cuando sea mayor si no es atendido de manera adecuada. Por ello, toma relevante importancia la atención a temprana edad, por lo que éste programa Niños Valientes se ocupa de ello”, dijo María Dolores Hernández, coordinadora de Niños Valientes, en un foro reciente en el municipio San Cristóbal de Las Casas, en Chiapas.

“Y esperamos que se le otorgue la debida importancia en cualquier región del país en donde existan niños que han sido violentados de sus derechos por ser parte de un grupo que desea ejercer su fe distinta a la de la mayoría de su alrededor”, añadió.

El ministerio La Voz de los Mártires México describe su programa de Niños Valientes como el corazón de atención secundaria de familias afectadas personalmente por la persecución, y trabaja directamente en el país con grupos amenazados, expulsados, huérfanos, y discriminados por el propio Gobierno, autoridades comunitarias, funcionarios de la Iglesia Católica y tradicionalista, grupos insurgentes.