Un nuevo estudio revela que los pastores están más solos y aislados

289

Tomado de CBN News
Un nuevo estudio revela que los pastores se sienten más solos y aislados que en los últimos años.

Según el Grupo Barna, un grupo de pastores declaró sentirse más excluido de la comunidad de su iglesia, aun cuando proporciona apoyo a ese mismo grupo de personas.

El año pasado, el 65% de los pastores declararon sentirse solos o aislados en ocasiones. Ese número es superior al 42 por ciento en 2015.

Barna también preguntó a los pastores si se sentían bien apoyados por las personas cercanas a ellos.

En 2015, el 68 por ciento dijo «sí», pero el año pasado ese número se redujo al 49 por ciento. Barna también encontró que solo alrededor del 35 por ciento de los pastores reciben apoyo espiritual mensual de una red de sus pares o de un mentor.

«Estas relaciones no florecen por accidente», dijo el Dr. Glenn Packiam, miembro senior de Barna y pastor. «Requieren atención e intencionalidad… La vida está demasiado llena de las exigencias del ministerio, el caos de las actividades de los niños y los muchos acontecimientos impredecibles como para que simplemente esperemos que una conexión significativa simplemente suceda».

Y continuó: «Todo lo que merece la pena tener, merece la pena perseguirlo». La búsqueda de amistades profundas y relaciones íntimas es algo que dura toda la vida. Pero puede empezar hoy. Si realmente queremos durar en el ministerio, si queremos salir de esto como seres verdadera y plenamente humanos, entonces debemos tomarnos en serio la vocación humana de amar bien».

Pero como ha informado CBN News, los pastores no solo se enfrentan a la soledad, sino que también están agotados.

Según el estudio 2022 Greatest Needs of Pastors de Lifeway Research, el 75% de los pastores dicen que están muy estresados, y el 90% dicen que trabajan entre 55 y 75 horas a la semana.


El pastor Joshua Smith de la Iglesia Light Elk Grove en Elk Grove, CA dijo recientemente al programa Prayer Link de CBN que es importante para los pastores recargar energías.

«Tenemos que ser sabios con el llamado de Dios en nuestra vida, administrarlo y asegurarnos de que no nos aplaste», explicó. «Sabemos que la carga de Dios es ligera, pero también necesitamos orar por un espíritu de sabiduría para poder delegar algunas de esas tareas a las que Dios no nos ha llamado».

Smith dice que los pastores no pueden negar su necesidad de descanso porque es perjudicial verter de una copa vacía.

«Usted y yo necesitamos saber en qué gracia caminamos para no llevar una carga que no estamos diseñados para llevar», compartió. «También tenemos que aceptar ser humanos y vulnerables. Necesitamos descansar. Necesitamos recargarnos».

En su libro The Resilient Pastor (El pastor resistente), Packiam pretende que los líderes de la iglesia sepan que no están solos y que está bien pedir ayuda.

«Los pastores que se oponen a la tendencia al agotamiento tienden a mostrar una fuerte conexión con los que les rodean, una conexión floreciente con Dios y un sentido de optimismo sobre el futuro de la Iglesia. Están llenos de energía en su trabajo, se sienten bien apoyados por las personas de su entorno y, en general, satisfechos con su salud mental, emocional y espiritual», afirma.

«Es posible durar, ser fiel, ser resistente, no por la fuerza, no por el poder, sino por el mismo Espíritu Santo que ha sostenido a la Iglesia a lo largo de los siglos», añadió Packiam.