Colombia | Iglesia transforma un barrio mediante su servicio comunitario

166

En uno de los barrios más peligrosos y afectados por la delincuencia de Colombia, la Iglesia del Nazareno Siloé se ha convertido en un faro de esperanza. Situado en las afueras de Cali, el Barrio Siloé solía ser considerado uno de los lugares más peligrosos de todo el país. En 2009, Steiner Prieto plantó una iglesia que ha desempeñado un papel crucial en la transformación y sanación de la comunidad.

A pesar de la resistencia inicial debido a las experiencias personales de Prieto, la iglesia se ha convertido en un catalizador de cambio. Inicialmente, la comunidad fue receptiva a pesar de los contratiempos, como el robo del automóvil de Prieto y el apuñalamiento de su hijo. Inspirado por Mateo 9:36, Prieto oró por la oportunidad de hacer algo significativo por la comunidad.

En 2015, la Iglesia del Nazareno Siloé comenzó a ofrecer desayunos a los niños del barrio, un programa que ha crecido y ahora alimenta a más de 120 niños y ancianos diariamente. Este servicio comunitario no solo ha sido vital para proporcionar alimentos, sino que también ha desempeñado un papel crucial en la transformación de vidas. Un ejemplo es una madre adicta que, a través de la iglesia, encontró la salvación y ahora es voluntaria en el programa de comidas.

Además de las iniciativas alimentarias, la iglesia busca ser relevante en la comunidad a diario. Ofrecen clases para obtener diplomas de secundaria y formación profesional gratuita, incluyendo un programa de barbería que enseña habilidades comerciales básicas. La iglesia planea expandir estas iniciativas a otras áreas como pintura.

Después de casi 15 años de ministerio en Barrio Siloé, Prieto reflexiona sobre cómo Dios ha utilizado su dolor personal para llevar la iglesia a un lugar que una vez estuvo lleno de sufrimiento. La Iglesia del Nazareno Siloé demuestra cómo la fe y la acción pueden transformar incluso los lugares más desafiantes.

Tomado de evangélico digital.