Iglesia en Filipinas responde a un incendio en su vecindario

267


El pasado 1 de noviembre se produjo un incendio que causó la pérdida de 40 hogares en una comunidad en las afueras de Manila, Filipinas. Ubicados en esta comunidad, los líderes de la iglesia Bethany Church of the Nazarene se encontraron en medio del caos cuando se acercaron a sus vecinos, sus miembros y los niños del ministerio de niños.

La iglesia respondió al incendio esa misma noche, ayudando a las personas a evacuar a un lugar más seguro y proporcionando comida y refugio. Al día siguiente, la iglesia preparó comidas calientes y recogió ropa para las víctimas del incendio. Muchos miembros de la iglesia se ofrecieron como voluntarios para ayudar. La iglesia respondió a las necesidades de las víctimas después de preguntar cuáles eran las necesidades más específicas. Los visitaron en el centro de evacuación y los cuidaron.

Marvic, uno de los miembros de la congregación cuya familia también fue afectada, expresó su agradecimiento a la iglesia.

“Gracias por permitir que mi madre durmiera en la iglesia”, dijo. “[Mi madre] no pudo dormir durante días y solo pudo dormir pacíficamente en la iglesia”.

En las semanas que siguieron, la iglesia hizo arreglos para recibir donaciones para las familias afectadas. La iglesia también preparó kits de higiene, paquetes de alimentos, ropa y medicamentos esenciales para los ancianos. También atendieron las necesidades especiales de los bebés y las madres lactantes. Este trabajo duró dos semanas. Durante este tiempo, la iglesia también extendió el apoyo emocional y psicológico para los niños que experimentaron traumas.

“Hemos comenzado la ‘Serie Agradecida’ en el sitio de evacuación”, dijo Danica Montemayor, voluntaria de la iglesia. “Y estos niños nombraron sus bendiciones una por una a pesar de perder sus casas. Su aprecio por las cosas buenas que el Señor ha hecho permaneció intacto. Tienen esperanza y gratitud”.

Esta ‘Serie de agradecimiento’ ayuda a los niños a procesar la experiencia traumática. El equipo espera que los niños conozcan el amor y la paz de Jesús en este momento desafiante.

La iglesia se inspiró para reunir fondos para ayudar a algunos miembros de la iglesia a reconstruir sus hogares. El incendio afectó a 15 familias de Bethany Church of the Nazarene. El proceso de reconstrucción ha comenzado.

Tomado de evangelico digital