La sorprendente vida y muerte de pastor chileno exiliado que conoció a Luther King, Gandhi y Mandela

127

Tomado de biobiochile.cl

Hay historias increíbles y la vida del pastor chileno exiliado en USA, Joel Gajardo, tiene esos ribetes.

Le dio un derrame cerebral y su hija para que estuviera presente le llevó su matrimonio al hospital, a pocos días de su fallecimiento, lo que impactó y fue noticia en suelo norteamericano.

Fue torturado y exiliado en 1974, solo por hacer una asignatura en la UC, cuyo nombre contenía la palabra “marxista”, lo que los militares no comprendieron y durante su vida activa, tanto en Chile como fuera del país, conoció y se reunió con personajes de la talla de Ho Chi Minh, Indira Gandhi, Nelson Mandela y Salvador Allende. “Hizo tanto por la humanidad en todo el mundo”, relató su hija, desde Estados Unidos, a la Unidad de Investigación de BioBioChile.

Una dramática y emotiva historia se vivió en el condado de Lincoln, Nebraska, en Estados Unidos, durante los últimos días de junio y tiene fuerte conexión con Chile.

Involucra a un nacido en suelo local y su descendencia.

Ocurre durante el Día del Padre, el 20 de junio pasado, cuando el pastor chileno Joel Gajardo sufrió un derrame cerebral, lo que obligó a su traslado al hospital de esa ciudad, y marcó los días posteriores.

Algo que bien pudo ser el final se convirtió en el inicio de la trama, a pocos días del matrimonio de su hija Elizabeth Gajardo, agendado para el 3 de julio, previo a que el padre entrara en agonía.

Era tal el deseo del pastor evangélico, cuando estaba consciente, de estar presente el día de la boda de su hija, que ella, en conjunto con enfermeras, cumplió su deseo con una inédita decisión: llevar las nupcias al verde patio del Hospital Bryan, donde estaba internado gravemente.

Esto tomó interés noticioso en Estados Unidos y la historia apareció en medios escritos y televisivos.

Revise aquí la noticia del canal local KOLN:

Pero, la vida del reverendo Joel Gajardo va más allá del acto de amor de su hija.

Y es que tuvo una activa vida en Chile, antes de marcharse obligado, y también, luego de irse…

“Fue exiliado por el régimen militar”, dice su hija Elizabeth en conversación con Bío BíoChile.

Efectivamente, el pastor Gajardo se fue hace 47 años y falleció con su familia en Estados Unidos a los 87 años.

Todo por apoyar al derrocado expresidente Salvador Allende, pero más que eso, por dictar una cátedra universitaria que utilizaba la palabra “marxista” en su descripción, lo cual fue clave para su destierro.

Los militares no entendieron que sólo se trataba de una asignatura y hasta fue torturado.

Y hay un tercer hito, sabido por pocos, Gajardo conoció y se reunió con diversos personajes históricos del mundo….

Chile y EEUU
El pastor presbiteriano Joel Gajardo tiene una fuerte raigambre en Chile vinculada al mundo evangélico.

Un dato, Gajardo, junto a otro pastor, Luis García, tuvieron un activo rol en la fundación de la Iglesia Unión Cristiana de Santiago y la Iglesia Presbiteriana de Talca en los años sesenta y ambos fueron desterrados del país.

Pero, vamos más atrás aún.

La vida de Joel Gajardo comienza en la comuna de San Carlos, ahora región de Ñuble, el 1 de diciembre de 1933.

Desde pequeño actuó motivado por la religión. A los 16 años fue parte del primer Congreso Internacional de la Juventud en Argentina, representando al Movimiento Juvenil Protestante de Chile. Nueve años después, a los 25 años fue nombrado director de la Escuela Presbiteriana David Trumbull en Valparaíso.

Estudió Teología en Universidad de Chile y obtuvo posgrados con títulos del Seminario Teológico Unión en Buenos Aires, Argentina, además de obtener un Ph.D. de la Universidad de Princeton en Ciencias Políticas, una vez trasladada su vida a Estados Unidos.

“Por su valentía constante y su defensa de la justicia y por su apoyo al presidente Allende, cuyo gobierno fue derrocado por un golpe de Estado, fue expulsado de Chile y vino a Estados Unidos para seguir viviendo su corazón de servidor. Aquí comenzó a trabajar en la Universidad de Cornell como profesor”, dice una parte del obituario del reverendo Joel Gajardo, publicado en el periódico local.

Y su hija confirma, que nunca se olvidó de Chile.

Personajes del mundo
Durante su vida fuera del país, Gajardo asumió como coordinador de la CUSLAR (Committee on US-Latin American Relations), con sede en New York, y esa tarea, combinado con su rol evangelizador, fue clave para un hito relevante en su vida.

Conoció y habló con personas como Martin Luther King Jr, Indira Gandhi, Georgia O’Keeffe, Ho Chi Minh, Nelson Mandela, el presidente chileno Salvador Allende, el clérigo sudafricano Desmond Tutu, entre otros.

“Era muy conocido en todo el mundo por quienes trabajan por la paz y la justicia. Joel, a quien le encantaba viajar, visitó 86 países a lo largo de su vida, haciendo amigos donde quiera que fuera. Joel era un hombre que amaba a su familia”, destaca el mismo obituario del diario local.

Su hija Elizabeth enfatiza en que “eso es verdad, incluso estuvo con el expresidente Ricardo Lagos. Muestra lo mucho que hizo en todo el mundo, era extremadamente humilde y ninguno de sus logros realmente le importaba tanto. Lo hizo con dignidad por el adelanto de las personas”.

Gajardo, aparte de su vínculo laboral con la Universidad Cornell, trabajó como voluntario en varias organizaciones de Lincoln, como fundaciones y comités.

-‘Mientras él todavía está aquí’: el personal de Bryan organiza una boda con poca antelación después del derrame cerebral del padre-, se tituló el artículo del Lincoln Journal Star.

En él se hace un recorrido por lo ocurrido desde el complejo día del padre de Joel, donde se relata que comió pastel de choclo, a modo de celebración y preparado por su hija, en un departamento de Legacy Estates, la cual es una casa de retiro donde él y su esposa, Carol Stitt, se habían ido a vivir en los últimos meses.

Tras ese evento, el reverendo chileno se sintió mal, mostró temblores y sudor, por lo que fue llevado al Hospital Bryan, donde le fue diagnosticado un derrame cerebral irreversible.

El día perfecto con la familia quedó reducido a un drama y con un matrimonio fechado para el 3 de julio que, al parecer, no podría contar con la presencia del padre de la novia.

Sin embargo, al día siguiente se fraguó un plan entre las enfermeras y la familia, el cual permitiría a Joel estar presente en la boda de su hija.

“Solo quiero casarme mientras él todavía esté aquí”, dijo Elizabeth Gajardo al personal de salud del hospital.

Y, así se cumplió.

¿Marxista?
En una exposición a estudiantes que realizó en el mismo condado en 2018, Joel Gajardo explicó las razones por que tuvo que dejar Chile en 1974.

Mencionó que en ese periodo los militares se tomaron la Universidad Católica donde hacia clases y una de sus asignaturas se llamaba “Comprensiones Cristianas y Marxistas de la Naturaleza Humana”.

Ese simple hecho le costó su exilio. Gajardo aseguró que apoyaba a Allende, pero nunca de manera tan activa.

“Cuando vieron la palabra marxista, asumieron que lo era”, dijo el reverendo en la publicación de 2018 que aparece en la página web de CUSLAR.

“El 19 de abril de 1974, volví a casa alrededor de las 9:30 de la noche. Mientras entraba a mi casa, inmediatamente tres tipos se me echaron encima. Pensé que me estaban robando, que eran ladrones en mi casa, pero era más que eso. Fue el Servicio Secreto de Chile. Inmediatamente me esposaron, me vendaron los ojos y, finalmente, me llevaron a una celda de tortura durante 72 horas”, destacó el teólogo.

Relató que después fue trasladado al Estadio Nacional, donde estuvo detenido dos semanas.

“Me llevaron ante el ministro de Defensa y me ofreció dos alternativas: quedarme en prisión quién sabe cuánto tiempo o salir del país de inmediato”, dijo.

Era 1974 y Joel Gajardo llegó a vivir a New York, exiliado desde Chile, donde ayudó a compatriotas, bajo su misma situación, a reubicarse en EEUU.

También, durante esa misma jornada de exposición ante estudiantes, el reverendo tuvo palabras para el fallecido dictador Augusto Pinochet.

“Un problema para la sociedad chilena es que nuestro sistema judicial, a pesar de todo lo que sabíamos sobre las atrocidades que cometió Pinochet, no pudo sancionarlo”, cerró.

Matrimonio hospitalario
En medio del repentino y complejo escenario agonizante de Joel Gajardo, con la propuesta de las enfermeras del Hospital Bryan, de algo inédito, se pudo concretar una ceremonia nupcial, muy especial.

Hubo trabajo en conjunto, flores y el chef del recinto preparó un pastel, describe el artículo del Lincoln Journal Star.

Las amigas y damas de honor le arreglaron el cabello a la novia, Elizabeth Gajardo, y como el vestido blanco aun no estaba listo para su boda, programada para el día 3 del mes siguiente, el lunes 21 de junio usó el traje de matrimonio de su suegra, que le calzó justo.

En tanto el novio usaría el mismo terno del funeral de su abuelo, fallecido anteriormente, y ya había retirado de la joyería los anillos de boda.

Las enfermeras se encargaron de vestir a Joel, le pusieron una camisa blanca y un pantalón gris, todo sobre su cama hospitalaria.

El acto religioso se concretó y Joel estuvo ahí.

Hubo fotografías llenas de alegría, pero también con pena, tres días después, el 24 de junio, el reverendo partió.

De hija a padre
Las publicaciones noticiosas y posteos en la cuenta de Facebook de Elizabeth marcarán una jornada que no olvidarán.

“Fue un día absolutamente increíble de muchas maneras. Mi papá sufrió ayer un gran derrame cerebral y lamentablemente no tiene mucho tiempo en esta tierra con nosotros. Mi último deseo era tener a mi padre allí en mi boda para verme casarme con Drew. Las enfermeras de UCI de Bryan (Hospital) hicieron todo para hacer este increíble día especial. Pude casarme con mi mejor amigo, con mi padre presente”, dice Elizabeth Gajardo en su publicación en la red social el 22 de junio pasado.

“A todos los que ayudaron de todos modos, muchas gracias. Drew Holman y yo estamos en el amor y el apoyo que hemos recibido hoy. Tantas personas se unieron para ayudar a que hoy sea posible y no tengo palabras para lo mucho que significa para mí”, manifiesta en el mismo comentario, el cual acompaña de fotos.

-¿Nos puede describir a su padre?

Fue un gran académico, importante en USA. Era amable, humilde, generoso y cariñoso. Hizo tanto por la humanidad en todo el mundo.

-A días de lo ocurrido, ¿cómo siente su partida?

Estamos extremadamente tristes. Era un padre increíble y todo lo que podía pedir como hija. Muchos lo extrañarán!, aseguró Elizabeth, quién pidió al mundo que rezarán por su padre, ella y su nueva familia…