Pareja con discapacidad auditiva evangelizan a ucranianos sordos: Dios quiere que sirvamos

190

Oleh y Marianna superaron las barreras culturales con la ayuda de los misioneros de la IMB. Actualmente, evangelizan a refugiados sordos.

Pareja con discapacidad auditiva evangelizan a ucranianos sordos:»Dios quiere que sirvamos»
ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE Telegram o Whatsapp. Ofrecemos lo más relevante en noticias e imágenes cristianas 🤗
Debido a las normas culturales en Ucrania, a la pareja con discapacidad auditiva Oleh y Marianna no se les permitió dirigir el ministerio para sordos del país.

Sin embargo, su amor por las misiones los llevó a cumplir el propósito de Dios y realizar su sueño.

Como muchos ucranianos, huyeron de la guerra a la República Checa. Durante este tiempo, Oleh y Marianna fundaron una iglesia para sordos y, a medida que llegaban más refugiados a esta congregación, la iglesia buscó la ayuda de Mark y Vesta Sauter, misioneros de la Junta de Misiones Internacionales (IMB).

Según la IMB, hace 25 años Mark y Vesta fundaron iglesias para sordos en la República Checa. Actualmente, atienden a personas sordas en todo el mundo, pero viajan con frecuencia a la República Checa y a países de Europa del Este.

En uno de estos viajes, Mark y Vesta conocieron a Oleh y Marianna en la iglesia y formaron una sociedad. Trabajan traduciendo historias bíblicas al lenguaje de señas ucraniano y plantando iglesias.

Para Oleh y Marianna, nunca podrían ser parte de un ministerio como este en Ucrania. Al principio, los cristianos que dirigían la obra entre los ucranianos sordos no los consideraban capacitados para dirigir.

“Es un ministerio para sordos, pero nunca con la intención de que los propios sordos asuman la responsabilidad”, explicó Mark.

Según él, las circunstancias cambiaron después de la guerra. “No estamos desplazados. Fuimos colocados. Dios nos ha llevado a un lugar donde Él quiere que sirvamos. No nos sentimos obligados a irnos”, dijo Oleh.

«Muchas personas sordas crecieron en una parte del mundo donde si algo se interpreta, está bien, pero contextualmente, no tiene el mismo impacto que si se hiciera en el lenguaje del corazón», dijo Mark.

Por esta necesidad, Oleh y Marianna están en la República Checa, enseñando en lengua de signos y disfrutando de los resultados.

Oleh llevó a muchos refugiados ucranianos sordos a Jesús y tuvo la oportunidad de bautizarlos. Según la IMB, era la primera vez que bautizaba a alguien.
Además de ayudar con las iglesias locales que se han plantado entre los refugiados ucranianos sordos, Oleh y Marianna viajan para ayudar a los creyentes sordos en los Balcanes con capacitación y para trabajar en un proyecto de traducción de la Biblia.

Fuente: guiame.com