“La mente también se enferma y necesita un especialista”: madre dejó cartas donde explicó cómo asesinó y quemó a sus cinco hijos

33

El 8 de diciembre de 2020 es una fecha que Brian Bumgarner no olvidará jamás. Ese día, su esposa asesinó a sus tres hijos y dos hijastros de un disparo en la cabeza, para luego quemar sus cuerpos, al incendiar su casa, en West Virginia, Estados Unidos. Tras esto, se quitó la vida.

Haiken Jirachi Myers, de un 1 año, Arikyle Nova Myers, de 3, Kian Myers, de 4, Riley James Bumgarner, de 6, y Shaun Dawson Bumgarner, de 7, fueron las víctimas de Oreanna Antoinette Myers, quien sufría depresión.

El caso de mujer que fue declarada muerta y enterrada por COVID y que tras 10 días regresó a su casa

Según el alguacil del condado de Greenbrier, Bruce Sloan, Myers dejó varias notas, incluida una confesión, en una bolsa de plástico con cierre hermético. En específico son cuatro documentos, escritos de su puño y letra.

¿Qué decían las notas que dejó la mujer? La primera se titulaba ‘A quien la encuentre primero’ y señalaba lo siguiente: “Usted necesita llamar a Brian Bumgarner. Él es padre e hijo. Usted necesita llamar a Raven, ella es la madre de Shaun y Riley. Si alguien por favor llama a mi madre, díganle que lo siento, esto fue solo culpa mía y de nadie más“, escribió.

“Mis demonios ganaron sobre mí y no hay vuelta atrás. Lo siento tanto, no fui lo suficientemente fuerte”, agregó.

La segunda en tanto, llevaba por nombre ‘Mi confesión’ y rezaba: “Le he disparado a los niños en la cabeza. Le prendí fuego a la casa. Me he disparado en la cabeza. Lo siento. La salud mental es algo serio. Espero que algún día alguien ayude a otras como yo”, redactó.

“La salud mental es algo con lo que no se puede bromear ni tomar a la ligera. Cuando alguien suplique y pida ayuda a gritos, por favor ayuden a esa persona. Usted puede salvar una o más vidas. Gracias”, añadió.

‘Testamento’ se titulaba la carta número tres, la cual no fue difundida por las autoridades, de acuerdo a lo consignado por Metro News, aunque informaron que contendría huellas de sangre, junto a sus iniciales OAM.

Por último, el cuarto documento, se llama ‘Carta al esposo’. “Lo siento mucho, Brian. No fui lo suficientemente fuerte ni para ti ni para esta familia”, escribió en el papel, que también tenía restos de sangre.

Mensajes previos
Además de lo anterior, el sheriff Sloan dijo que hubo algunos mensajes de texto entre Myers y Bumgarner en el último tiempo, en el cual estuvieron separados, ya que él se estaba quedando con familiares, debido a que el único automóvil que tenían, había sufrido un percance y esta opción le quedaba más cerca de su trabajo.

Con el paso de los días, dice Sloan, el tono de los mensajes fue intensificándose. “No tendrás nada a lo que regresar más que un cadáver. A nadie le importa ¿por qué debería hacerlo yo. El dinero va y viene. Una vez que me vaya, no habrá quién me reemplace. Ruego y lloro por ayuda, pero nunca la consigo. Es mi salud mental la que necesita ser atendida, ayudarme ya no me importa “, le habría dicho Myers a él, afirma el citado medio.

Asimismo, Sloan manifestó que no existían antecedentes de maltrato hacia los niños, algo que confirmaron con el Servicio de Protección Infantil.

Reacción del esposo
A través de sus redes sociales, Brian Bumgarner se refirió al impactante hecho. “Solo quería pedir perdón y agradecerles por todos los que se acercaron a mí y me enviaron mensajes (…) en un momento verdaderamente oscuro, siento que podría caerme y todos ustedes me atraparían“, declaró agradecido, consignó The Sun.

Además, aprovechó de entregar un importante mensaje. “Este es mi consejo. Abraza a todos los que amas con más fuerza. Nunca dejes a alguien en una discusión. Mantente presente”, expresó.

“Toma muchas fotos con tus seres queridos. Nunca sabes cuándo será la última vez que los veas. Por favor, no des ningún segundo por sentado”, sentenció el hombre que perdió a toda su familia.